Kawasaki Versys 300 X. ¡La nueva Aventurera!

Ruta de bautizo de la Kawasaki versys 300 X

Primera ruta con mi nueva moto:

Hace unos meses decidí vender la kawasaki ER6N, la que ha sido mi compañera de rutas durante nueve años, para ir en busca de nuevas experiencias.

La elección no fué fácil y aunque hubiera podido tener la nueva moto justo después de vender la otra, las dudas, la investigación de las candidatas y que en agosto se paraliza casi todo el país hizo que me quedara sin moto tres meses. ¡O peor! todo el verano. Y esto ya sabéis vosotros que se hace muy largo…

¡Sin moto durante tres meses!

Pero por suerte el taller/concesionario termina las vacaciones y yo me decido por la moto que quiero. Y el día 30 de Agosto como si fueran navidades, ¡Por fin! me hacen entrega de mi nueva montura. Una bonita y brillante Kawasaki Versys 300 X en color negro y gris, reluciente, y que al respirar se puede sentir el olor a nuevo que tanto nos gusta… ¿Soy yo que me he emocionado o a vosotros os pasa lo mismo?

La Versys lista para salir del taller JBI Reus.
La Versys lista para salir del taller JBI Reus.

Imagino que os estaréis preguntando el porqué de la Versys 300 X viniendo de una 600cc. Sería tan simple como deciros que era la moto que me gustaba, pero no fue tan fácil. Así que esto ya lo comentaremos en otro post 😉

Con los papeles en regla, el seguro y el primer depósito lleno, ¡Solo faltaba estrenarla!

¡Al lío!

Sin olvidar que estamos en el rodaje y esto tiene su importancia, planteo una ruta tranquila evitando las vías rápidas para no forzar, pero sín dejar de poner a prueba sus capacidades.

Salida de Reus dirección Riudecols por la carretera habitual que es una nacional. Como no «debo» pasar de las 4000rpm, unos 60 km/h, observo por el retrovisor que en algunos momentos provoco que se acumulen algunos coches detrás mío. Se tendrán que jod.. esperar, que tampoco se puede correr tanto. Y aprovecho la circulación de camiones de una cantera cercana para protegerme con ellos ;).

Track de la ruta en Wikiloc.
Descargate la ruta en Wikiloc.

Pasado Riudecols en un tramo con doble carril salgo de la N-430 ( Les Irles) cogiendo la carretera vieja dirección Porrera. Una carretera de curvas que se alza por encima de la Nacional, perfecta y divertida para motos trail ya que el asfalto está un poco dejado. Un tramo de unos 5 Km donde la Versys demuestra su agilidad y diversión en curvas permitiendo los cambios de dirección con facilidad.

El ojetivo.

Ya que el objetivo es encontrar la ubicación de la bodega de vinos Celler Mas del Botó, haciendo caso a la información de Google Maps, me adentro en una pista forestal que en su primer tramo es de hormigón roto y que más adelante se convierte en camino idóneo para un 4×4, una moto trail o un vehiculo con algo de altura libre al suelo.

Pista de acceso al Celler Mas del Botó.

Siguiendo las flechas blancas que indican el camino a la bodega, la pequeña Versys-X avanza esquivando piedras y zanjas provocadas por el agua como si fuera una auténtica TRAIL. Las subidas y bajadas no son problema para ella. Sin prisas y en segunda marcha, como si fuera un tractor, sube cada una de las pendientes que nos encontramos. Y en las bajadas solo con dejar que la moto ruede sola jugando con gas y la retención del motor, llegamos a la Bodega como si llevaramos tiempo juntos cruzando caminos.

Las Indicaciones blancas se ven con facilidad.
Indicaciones fáciles y visibles.

4 Km de pista/camino y objetivo encontrado.

Bastan 4 Km de pista/camino y objetivo encontrado. Y es que con mi antigua moto no habría sido posible y esto me saca una sonrisa tonta al saber que he acertado en el cambio. Pero la ruta no termina aquí y toca seguir. ¿Volvemos por donde hemos venido o seguimos el camino de piedras que sube serpenteando la montaña?

En algún tramo la cosa se vuelve a complicar. Pero nada, la Versys ni se inmuta.

Cómo nos sentimos cómodos y lo estamos pasando bien seguimos hacia adelante, subiendo la montaña y parandonos en algunas curvas para observar el paisaje, desde donde se obtiene una mejor perspectiva del Celler Mas del Botó y sus viñedos en costers de Licorella.

En algún tramo la cosa se vuelve a complicar un poco. Subida, piedra suelta, rocas… pero nada, la Versys ni se inmuta. Y es que ya sea sentado o de pie, los 175 kg. de la Kawa hacen que lo «difícil» se vuelva fácil. Y así hasta llegar al indicador que nos hace girar a la derecha por el camino que nos llevará a la Ermita de Puigcerver y su mirador, por una pista de tierra plana, limpia y sin complicaciones. Donde disfrutar de las magníficas vistas del Baix Camp, Serra de Llaberia, Costa Daurada y el Tarragonés.

¿De vuelta?

La vuelta la haremos por la misma pista, pero en esta ocasión hasta el Coll d’Alforja, separación natural de la comarca del Priorat y el Baix Camp, para encontrarnos de nuevo con el asfalto.

Mirando el reloj habríamos podido escoger la ruta más habitual y corta. ¿Pero a quien no le gusta desviarse y pasar un rato más encima de su nueva moto?

Así que sin pensarlo mucho, en Alforja, nos desviamos hacia Vilaplana, carretera que une los pueblos de los frutos secos del Baix camp (La Selva del Camp, Almoster, Castellvell del Camp y Reus), disfrutando como un niño con zapatos nuevos de los últimos kilómetros de la corta y muy satisfactoria estrena de la Kawasaki Versys 300 X. ¡La nueva Aventurera!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*