Viaje – Día 1 del Primer viaje.

reus-stllorenç-destacada
La Pepi lista para salir.

La noche del sábado, ya con algunos nervios, lo dejaba todo más o menos preparado con la intención de salir cuando terminara de trabajar a las 14h. Sí, trabajo los domingos por la mañana y descanso los lunes.

¡Arrancamos!

Salí a las 15h una vez repasado todo, ponerme la armadura y, muy importante, avisar a mi madre de que arrancava. 😉

Reus – Solsona.

Salgo de Reus por la C14 rumbo a Solsona capital de la comarca del Solsonès (Lleida) pasando por Montblanc – Tàrrega y nos desviaremos hacia Guisona por una carreterita de paisajes de campos en época de siembra y transitada por andorranos y tractores. Una ruta fácil que conozco y que me serviria como toma de contacto con la moto «cargada» y ver que todo estava bien atado.

La primera parada, en Solsona, serviria para comer algo y intentar visitar el casco antiguo, que en varias ocasiones me han comentado que és muy bonito. Pero la curiosidad en avistar al fondo de la carretera un montículo con un torre y su fortificación y una nube, oscura, que venia persiguiéndome todo el camino, provocaron un canvio de planes.

Dejamos de visitar el centro para acceder al montículo donde encontramos el castillo de Castellvell d’Olius.

El castillo del Conde.

Una antigua fortaleza que fue construida por orden del conde Sunyer de Urgell en el año 957 para proteger la región y que no fue terminada en su totalidad asta el año 1217. Un castillo que estubo muy castigado en las guerras carlinas y que a día de hoy se mantiene en pié alguna torre, una edificación y la iglesia del Remei.

Pero el principal atractivo lo encontraremos en su panorámica. Gracias al espectacular mirador podemos entender la importancia como punto estratégico, ya que en los días despejados, se puede ver el Montseny y las características montañas de Montserrat.

Solsona – Sant Llorenç de Morunys.

Retomamos la marcha y nuestro próximo destino es ya el camping de Sant Llorenç de Morunys donde pasaríamos la noches.

La carretera que sale de Solsona, con el cementerio a mano derecha como referencia, és un antes y un después en la ruta. Pasamos de un paisaje más seco y con colores terrosos, a un entorno más fresco y boscoso practimente en un abrir de ojos.

Carretera en perfecto estado, paisaje precioso y curvas suaves…

Una carretera de curvas suaves y divertidas que va en paralelo con el río Cardener y que en cruzar el túnel, llegamos a la presa del Pantano de la Llosa del cavall que sigue resiguiendo delicadamente el embalse y que en ocasiones pasaremos por encima del agua cruzando puentes maravillándonos con las formaciones rocosas afiladas y el color turquesa de sus aguas.

Llegamos a un desvio y girando a la izquierda, dejamos la opción de Berga a la derecha. A pocos kilómetros entramos al pueblo de Sant Llorenç de Morunys y lo primero que vemos, es que és un pueblo de estación de esquí y turismo de montaña. Edificios de apartamentos, indicaciones de hoteles y parquing para autocarabanas.

Nada más lejos de la primera impresión, al entrar al centro, observamos una vila de estilo medieval con portales arcados, casas de piedra y tejados de pizarra, calles estrechas y tranquilidad. La verdad és que no me pude entretener mucho a visitar la vila ya que empezaba a caer alguna gota de agua y fui directo al camping.

Crónica en proceso 😉

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*