Cavas Carol Valles 25 años de ilusión y buen trabajo.

  • por

10 MIN DE LECTURA

Visitando las bodegas Carol Valles en la celebración de sus 25 años, es encontrar: familiaridad, buenos productos, trabajo y un paisaje del que enamorarse, rodeado de paz y naturaleza.

En esta ocasión nos desplazamos hasta Subirats, población que se encuentra en el corazón del Penedés, comarca de Barcelona, para descubrir una pequeña y familiar bodega elaboradora de cavas.

En 2020 la Carol Valles debía celebrar el 25 aniversario de su fundación e inicio del proyecto de elaborar y comercializar sus propios cavas. Pero la pandemia les obligo a aplazar todos los actos al 2021. Y es que esta bodega con un recorrido relativamente corto en el mercado, han querido celebrar el cuarto de siglo por todo lo alto. Conciertos, catas, cursos y cenas en un entorno de postal.

CAN PARELLADA Y SU ENTORNO.

La Masía Can Parellada con un precioso patio en su interior, es el centro de este proyecto. Adquirida hace más de 100 años por generaciones pasadas de la familia Carol, con el paso de los años la masía se ha convertido en vivienda, en bodega elaboradora de cavas y por último, ena fantástica casa rural; donde divertirse con una gran oferta de actividades enoturísticas.

A su alrededor con vistas a las singulares montañas de Montserrat, caminos de poco desnivel donde disfrutar de rutas en bicicleta o paseos entre un mar de viñas (primavera y otoño, brutal). Algunos de estos caminos forman parte de El Camino de Santiago y por ello en las puertas de algunas masías de la zona, podremos encontrar altos cipreses indicando, antiguamente, la posibilidad de encontrar comida o alojamiento a los peregrinos.

13 hectáreas de viñedos con de las principales variedades de la Denominación de Origen Cava, Macabeu, Xarel·lo, Parellada, Chardonnay y Pinot-Noir, son las que posee Carol Valles para elaborar seis vinos espumosos que dejan reposar entre  24 y 72 meses en las cavas subterráneas, a una humedad y temperatura controlada para obtener el mejor Cava.

Masía Can Parellada.

LOS CAVAS.

Empezamos la cata con una novedad. El Pit-Roig. Un cava rosado de Pinot-Noir con un color rojo fresa brillante y sedoso en boca, que sienta de maravilla en un día caluroso de mayo como en el que nos encontramos el día de la visita.

Seguimos la cata en el patio de la masía, sentados a la sobra de los arboles, en pleno estallido primaveral. Y arrancamos con los cavas más jóvenes. Parellada i Faura, es el cava con más sentimiento, ya que fue el primero en elaborarse bajo la marca Carol Valles y recibe el nombre de la madre del Juan, el fundador. A nivel personal no es el que más me chifla por algunos de sus matices. Pero ya se sabe, para gustos colores.

El siguiente en el catálogo es el TRASTO que recuerda al perro de la familia. De aquellos vinos que compras por la etiqueta. Un cava extrabrut, una categoría minoritaria, entre el Brut Nature y el Brut, que lo hace ideal para los postres y un sobre mesa. Te propongo un mil hojas de crema y frutas.

Cavas elaborados por Carol Valles.

CAVAS GRAN RESERVA.

Cava Guillem Carol. El hijo del matrimonio fundador y quien ha tomado las riendas de la bodega. Es un Brut nature Gran Reserva que me encanto. Con un PVP aproximado de 15€ se postula como buena elección, por su gran relación calidad precio. El Mallerenga Gran Reserva elaborado con Xarel·lo y Chardonnay, es un cava con cuerpo y estructura, para romper las reglas. Pensado para ser muy gastronómico en platos de una cierta intensidad.

Y por último, el Millenium 2011. Un producto para entender la magia de los vinos espumosos elaborados por el método tradicional. Para tomarlo solo, sin nada que altere sus matices, y en buena compañía. La botella cuesta unos 30€ aprox. Y los vale.

Yo compré una botella para disfrutarla con calma en casa.

La cata de los diferentes vinos estuvo acompañada por un catering individual, medidas Covid, con cositas dulces y saladas, y algunos quesos que siempre es apuesta segura. A cada Cava que nos servían, Albert el enólogo, que no es de la familia pero casi, nos explicaba el trabajo que se realiza en el viñedo o en la misma elaboración.

Y por esto, para descubrir estos cavas y el excelente día que pase yo en Carol Valles, lo mejor es que tú hagas la visita a la bodega. ¡No te arrepentirás!

Equipo Caro Valles.

No me gustaría terminar sin agradecer la invitación y todo lo que hizo la gente de Carol Valles. Fue un día divertido, agradable y enriquecedor. ¡Cuando las cosas se hacen con pasión, se nota.!

¿Has visitado ya alguna bodega de cavas? ¿Qué tal ha sido la experiencia? Compártelo en los comentarios para descubrir otros lugares a visitar.

CONTACTA para una experiencia enoturística como esta.

Video de la visita y cata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *